Origen e historia

En China, históricamente siempre han usado la palabra «Gong Fu» para referirse a las artes marciales, gracias a los monjes Taoistas , Buditas o incluso seguidores del confucianismo se popularizo este termino. Estos aplicaban el kung fu como filosofía y forma de vida. Una vida dedicada al cultivo del cuerpo, mente y alma.

La necesidad de estos monjes a desarrollar habilidades marciales surgió ante las continuas amenazas que sufrían por cambios políticos y otro peligros y no como un propósito (En muchos templos este propósito se desvirtuó por la codicia y el poder). Gracias a sus conocimientos han llegado a ser una referencia en las artes marciales. Podemos ver actualmente que los monjes Shaolin hacen cosas increíbles que desafían la lógica. Esto es una imagen clara de la fuerza que te da el practicar Kung-Fu.

¿Quien Fue el Credor del Kung Fu?

La historia del Kung Fu no se remonta a un solo momento histórico , ha sido mediante un desarrollo progresivo. Antes del surgimiento del Kung Fu ya se practicaba «SUN TSU» (Arte de la Guerra) o el Qigong (Chi-kung).

La Leyenda cuenta que el origen del Kung fu se remonta en el año 527 D.C. Es cuando nace el Kung -Fu propiamente estructurado con el creador de Kung-Fu; Budhidharma o Damo. Un monje Budista de India que llego al tempo Shaolin para difundir sus conocimientos. Se dice que al llegar los monjes eran flacos y a menudo caían enfermos, por ello entre sus primeras enseñanzas, les enseño a practicar las dieciocho manos o 18 palmas de Luohan (Técnicas de respiración y meditación que les ayudaron mejorar su fuerza) y posteriormente la forma de 24 y así poco a poco fueron desarrollando el resto de estilos. No se descarta que los monjes ya tenían algunas bases marciales antes de la llegada de Budhidharma.

Según la leyenda. Budhidharma, tras un tiempo en el templo Shaolin, observo que estaba corrompido por la avaricia de algunos monjes. Disgustado se marcho refugiarse en las montañas durante años. En ese periodo muchos jóvenes le buscaban para recibir sus enseñanzas, pero el siempre se negaba. Hasta que un día un joven monje fue en busca de Damo para aprender de sus conocimiento, y este como de costumbre se negó. En respuesta, el joven monje se corto el brazo para demostrarle a Damo que entendía el mensaje. ¡¡¡Es mas importante lo interior que lo exterior!!!. ESA ES LA ESENCIA DEL KUNG-FU. Finalmente Damo acepto ser su Maestro.

Facebook